Tel: 91 652 49 84 - Email: info@blancoyblancoabogados.es

El divorcio como regalo de Navidad

Estamos en unas fiestas entrañables. Es momento de reencuentro familiar, la tradición y el anuncio del turrón nos lo recuerdan. Durante el resto del año, y a excepción de lo que ocurre en las vacaciones estivales, resulta más fácil sobrellevar una relación conyugal mal avenida. La actividad cotidiana puede llegar a ocuparlo todo en los días lectivos y es factible acostarse sin tan siquiera haber mediado palabra. Los fines de semana no es tan sencillo, pero la práctica de alguna actividad deportiva, una siesta reparadora, el partido del plus, un filme de la tele y unas compras necesarias, también pueden ocupar el tiempo y evitar la comunicación.

El verdadero problema surge en las vacaciones de verano y Navidad, cuando las circunstancias fuerzan una más extensa e intensa convivencia no deseada. Mientras que lo más duro de la convivencia en el estío suele ser el aburrimiento, en íntimo complemento con la constante crispación del ánimo por las discusiones, en la Navidad concurre además un decisivo factor adicional: las reuniones de parientes. Y aunque afortunadamente estas señaladas fechas constituyen un período más breve de coexistencia conyugal que aquél más extenso de la canícula, el aludido reencuentro familiar lo agrava. Esa herencia sin partir, ese préstamo con peligroso aval, esas envidias y rencores, desafortunados comentarios, etc, parece que tuvieran anual caducidad a modo de heridas propicias a ser reabiertas con el reactivo del alcohol y la algarabía navideña. Ha de mediar mucho amor para que tan habituales y ácidos avatares familiares no afecten a una relación de pareja cuando ya se camina por separado en la misma senda del matrimonio. Por tal motivo, bien podríamos decir, sin riesgo de equivocarnos, que la Navidad es otra de las temporadas altas del divorcio.

Sin duda y por desgracia, en no pocos casos será la propuesta de divorcio el mejor regalo de Reyes que se le pueda hacer a la pareja.

 

About Javier Blanco

3 comentarios

  • Susana says:
    Dec 25 2014 1:38 am Responder

    Muy bueno tu artículo y me ha gustado la sugerencia del divorcio como un regalo. Siempre se enfoca como una desdicha, como un fracaso y creo que no lo es. Creo que es un paso valiente ante una situación de pareja que se torna desagradable e insostenible, con lo cual, es un regalo que nos permite poner fin a algo que no nos está aportando ya nada bueno.
    Saludos.

  • lorenzo says:
    Dec 29 2014 11:48 pm Responder

    muy buen artículo, me ha gustado desde el principio hasta el final. Es una pura realidad que viven muchos mas matrimonios de los que nos creemos, y son pocos los que se atreven a dar en esos casos ese valiente y necesario paso que es el divorcio. muy bien enfocado, saludos.

  • Vicenta Seco says:
    Jan 8 2015 1:59 pm Responder

    Excelente artículo de un excelente profesional y una bellísima persona. Cuanta razón llevas.
    Enhorabuena
    Vicenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>