Tel: 91 652 49 84 - Email: info@blancoyblancoabogados.es

Relaciones obsolescentes disueltas en el coronavirus

aburrida-de-tu-parejaRelaciones obsolescentes disueltas en el coronavirus.-

<<No es verdad que el matrimonio sea indisoluble. Se disuelve fácilmente en el aburrimiento>>, decía el gran Chumy Chúmez, con la genial elocuencia que lo caracterizaba. Pero ahondemos, siquiera sea mínimamente, en el significado del aburrimiento.

pareja confinada telef movEl verbo “aburrir” procede de la unión de la raíz latina “ab”, que significa sin, y “horrere” que significa miedo, emoción o agitación; por lo que, etimológicamente, sufriría de aburrimiento quien se encontrara “sin-emoción”. Y, dicho así, parecería entonces el aburrimiento lo contrario del amor, pues en nuestro fuero interno relacionamos siempre felizmente el entusiasmo, el arrebato y la agitación del enamoramiento.

Otro gran escritor, como Isaac Asimov, vaticinaba ya en 1964 que <<…en 2014 la humanidad sufrirá terriblemente de aburrimiento, una enfermedad que se extenderá cada año y crecerá incesantemente. Esto tendrá repercusiones mentales, emocionales y sociológicas muy serias…>>, ante lo cual cabría preguntarse: ¿acaso antiguamente la gente no se aburría? En mi opinión, no formuló debidamente el científico su predicción, pues no es el aburrimiento lo que sufre el hombre de hoy, sino la severa intolerancia al mismo. Es decir, el aburrimiento es tan antiguo como la humanidad misma y, de hecho, fruto de esa desazón emocional surge de modo natural el silencio, la reflexión, la inspiración y la creatividad. Por el contrario, en nuestra sociedad actual, el aburrimiento se ha convertido en algo “intolerable”, porque ya no soportamos lo cotidiano; se nos hace insufrible lo iterativo, como si existiera el  derecho a permanecer siempre en la cresta de la ola y, por ello, necesitáramos encontrar siempre emociones nuevas porque así lo mereciéramos y, por eso, exigiéramos ser estimulados de continuo.

el-confinamiento-pone-a-prueba-a-las-parejas-empezar-una-bronca-ahora-es-suicidaActualmente, con la crisis sanitaria del Covid 19, son muchas las parejas que, enclaustradas en sus domicilios, conviven mucho más de lo que pudieron imaginar y, careciendo de los alicientes exteriores que con anterioridad al confinamiento les liberaban y les hacían llevadero su aburrido matrimonio, se desesperan ahora observando entre los barrotes de sus ventanas, impertérritos y sin hacer nada por remediarlo. En definitiva, sin percatarse de que su confinamiento constituye una óptima circunstancia para reencontrarse y corregir errores, dejan que sus relaciones de pareja se disuelvan en el aburrimiento como azucarillos en un vaso de agua.

coronavirus-y-pareja-foto-shutterstock___NxyUD0i9_720x0__1Del mismo modo que, como decía Bertrand Russell, <<…una generación que no soporta el  aburrimiento será una generación de escaso valor>>, una relación de pareja que no fuera capaz de introducir novedades y fomentar el interés mutuo mediante el crecimiento individual de sus miembros, también carecería de valor y, muy probablemente, estaría llamada al fracaso.

pareja confinada mascarillasA estas alturas ya todos sabemos lo que es la “obsolescencia programada” e incluso se nos ha hecho creer que constituye un mal necesario del crecimiento económico. Se usan las cosas hasta que llega su fin previsto, pues su reparación es antieconómica. Por extensión, y sin duda inconscientemente, siguen muchos el mismo fundamento en sus relaciones interpersonales, redundando ello en la cosificación utilitarista, en la misma dinámica del usar y tirar, sin advertir que también en el ámbito emocional deberían gobernarse debidamente arrumbados, tomando con firmeza el timón y con la seguridad de que, aunque en ocasiones puedan extraviar el rumbo, siempre se ha de intentar corregir, pues no cualquier error de travesía requiere un cambio de nave ni de singladura.

pies parejas-en-la-camaEn una ocasión, en presencia de un matrimonio que acababa de celebrar sus bodas de oro, les pregunté si existía algún secreto para mantener tan larga relación matrimonial, ante lo que, encogiéndose de hombros, él me contestó que no siempre funcionó bien la relación y atravesó por muy diferentes momentos, pero que <<…en su época, antes de tirar las cosas se intentaban reparar>>.

Mientras que para el actual plan social y económico no es bueno que el individuo reflexione en silencio, y en orden a ello se le brindan mil distracciones y alicientes que le permiten matar el tiempo y escapar de la cruda realidad sin asumir responsabilidades de verdadera y crítica entrega, tales como, por ejemplo, intensas participaciones en redes sociales o en virtuales, pasajeras y perecederas relaciones derivadas de páginas de contactos, etc, para el individuo y la pareja el aburrimiento no debería constituir por sí mismo el problema extintivo, sino únicamente el indicativo de que ha llegado el momento de actuar introduciendo nuevos estímulos, pues no existen las parejas con obsolescencia proyectada. Por el contrario, se puede disfrutar de la relación muchos años si se prodigan los cuidados y atenciones necesarios y se acometen las oportunas “reparaciones”.

Jose Mª Blanco Villalón

Fco. Javier Blanco Glez.

www.blancoyblancoabogados.es

About Javier Blanco

3 comentarios

  • David Azcárate says:
    May 2 2020 3:30 pm Responder

    Buen artículo, con una reflexión muy acertada en este complejo y convulso momento. Me resuena al amor líquido de Zygmunt Bauman, el cual habla de que en esta era de la posmodernidad las relaciones son líquidas y estámos conectados, no en relación. Y por ello nos desconectamos cuando la relación ya no es útil, ocurriendo lo mismo en las relaciones de pareja. En mi opinión, cuando nos aburrimos estamos sin emoción pero es cuando elaboramos las emociones sentidas, pero no integradas, de los acontecimientos anteriores a nuestra sensación de aburrimiento y es cuando vemos a la persona que está a nuestro lado si nos genera bienestar o sufrimiento. Por lo tanto, en las relaciones de cuidado mutuo se debe tener las habilidades de transformar y hacer funcionar nuestras relaciones.

  • Alicia Fernández says:
    May 3 2020 10:42 pm Responder

    Estupendo artículo. Qué mejor ocasión para reflexionar y procurar paz interior que durante un confinamiento como el actual. Las agencias de marketing y publicidad decidieron vendernos la imagen de una vida que pasa rápido, de la cual, según nos hacen creer, debemos aprovechar cada instante.

  • Alejandro Pizarro Ortola says:
    May 5 2020 6:48 pm Responder

    No creo que el matrimonio tenga una obsolescencia planificada o programada Si bien es cierto que el modo de vida actual , es el peor de los escenarios para la pervivencia de la pareja . Esta evoluciona generalmente de forma asimétrica generando un distanciamiento en la trayectoria vital de ambos. Y basta una convivencia vacacional de quince días juntos veinticuatro horas al día para que lleguen a la conclusión de que » no se soportan «y es que la convivencia impuesta por este «maldito coronavirus» seguro que ha hecho estragos entre los matrimonios que ya antes se soportaban con dificultad.

Responder a David Azcárate Cancel Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>